Etiquetes

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

En esta entrada, tercera de la serie, a la que han precedido la introducción y la jerarquía, hablaremos sobre el armamento defensivo que portaba un legionario romano del Alto Imperio (S. II d.C.). En este caso tenemos dos fuentes de información ejemplares sobre el tema, la columna de Trajano y la columna de Marco Aurelio, aparte de otras representaciones escultóricas de menor importancia. Estas nos enseñan representaciones sobre la legio en acción y por supuesto su indumentaria.

legio columna trajana

Detalle de la columna Trajana, donde se observa a una cohorte en formación Testudo (también conocida como tortuga)

Por lo tanto tenemos una cantidad de información considerable sobre el estado de la legio en ese periodo y gracias a la reconstrucción histórica podremos visualizar ese armamento con una mayor profundidad y grado de comprensión.

También debemos tener en cuenta que la uniformidad de la legión romana se ha puesto en duda muy seriamente, por lo que el material que ahora presentaremos podía (o no) llevarlo un legionario del S. II d.C.

Dividiremos el armamento en armas ofensivas (ver la siguiente entrada) y defensivas (a veces podían ser ofensivas y defensivas a la vez) y explicaremos su forma, función y características.

Comencemos hablando de las armas defensivas, es decir, todo aquel material que sirviera de protección al individuo que las portara. Tenemos las siguientes:

  • Caligae: El calzado que utilizaban los legionarios estaba diseñado para resistir duras marchas a través de diferentes tipos de terreno, estas sandalias estaban hechas a partir de tiras de cuero con oberturas para dejar una considerable transpiración al pie y así soportar mejor la larga marcha, además tenían pequeños clavos en la suela para no deslizar en terreno pedregoso o pantanoso que les aportaban un índice extra de rapidez (se calcula que las marchas solían ser de unos 30-40 Km al día).
caliga2

Sandalias portadas por legionarios, se pueden observar los clavos en la suela.

  • Túnica: En efecto, los legionarios vestían una corta túnica (solía llegar un poco más arriba de las rodillas) de lana que les protegía del roce de la armadura que llevaban encima, el color de la túnica ha sido muy cuestionado, sobre todo porque la policromía de los relieves de diferentes obras en la que se basa el estudio de la legio no ha perdurado en el tiempo, se suele decir que es rojo, otros sin embargo afirman que era blanco debido a dos factores: el primero que es más barata una túnica sin teñir y la segunda que cuando se está en plena batalla puedes herirte y no notarlo, pero si tu vestimenta es blanca puedes ver que estas sangrando (si fuera roja no lo verías), aunque esta teoría carece de credibilidad debido a que la mayoría de la sangre que llevaras en la túnica sería de tu enemigo y no tuya. En todo caso digamos que podría ser de cualquiera de estos dos colores.
  • Lorica: Una de las partes más significativas de la defensa, lorica es el nombre en latín que recibe la armadura, esta podía ser de cuatro tipos diferentes: la Lorica Segmentata, es la más conocida y utilizada, se compone de diferentes segmentos (de ahí su nombre) de metal que se unen con tiras de cuero y remaches para dar una mayor movilidad al legionario, además su peso es inferior a la de las otras y tiene una mayor transpiración que la hacen la más eficaz de las armaduras romanas, después tenemos la Lorica Hamata, más conocida por el nombre “cota de malla”, esta se compone de anillas de metal unidas las unas con las otras para formar una protección perfecta para los cortes (sin embargo es casi inútil contra armas punzantes), luego tenemos la Lorica squamata, que se compone de pequeñas placas de metal unidos entre sí  para que le confieran la forma de escamas (de ahí su nombre), y por último tenemos la Lorica Musculata, heredada de los griegos esta armadura reproducía un torso musculado, era de metal o capas de cuero superpuestas y sobre todo la utilizaban los oficiales.
Compilación de los cuatro tipos básicos de lorica

Compilación de los cuatro tipos básicos de lorica

  • Cingulum: Este es el nombre que recibían los cinturones de los legionarios, a priori puede resultar ridículo contar un cinturón como un arma defensiva y es que este en realidad no protegía en demasía a un soldado, pero si le añadimos que estos la mayoría de las veces contaban con un faldellín (compuesta por tiras de cuero) que portaba en la zona genital la cosa cambia.Además este faldellín estaba recubierto por piezas metálicas que al moverse hacían ruido (el ruido de una legión entera debía ser considerable), paradójicamente es el ruido lo que a veces te puede salvar de una emboscada, puesto que un explorador enemigo tiene el deber de contar el número de efectivos que se aproximan a su campamento y éste se puede dejar guiar por el sonido producido por las tropas para fijar su número, como consecuencia cuenta más de lo debido… El cingulum, por lo tanto, es un arma para minar la moral del enemigo.
cintosifcon

Ejemplo de un cinturón legionario

  • Scutum: El escudo es la defensa principal de un legionario, este tiene incontables formas oscilando entre circulares, ovaladas y rectangulares. La más característica, y también la más efectiva, es la rectangular en forma de teja para contener en su interior al cuerpo del legionario y proteger sus lados, en todo caso, el Scutum está formado de diferentes capas de madera contrachapada con un espacio en el centro para cogerlo, este espacio está protegido por una pieza metálica denominada Umbo. El escudo también puede servir como un arma ofensiva (pero eso ya lo veremos en otra entrada).
  • Casco: Denominado galea o cassis en latín, está hecho de metal y su función obviamente es proteger la cabeza por diferentes sitios. Los cascos romanos son variados pero el más característico (heredado de los celtas) se constituye de diferentes partes añadidas diferentes a las de un casco primigenio de base etrusca: por la parte trasera contiene un saliente para proteger los hombros y la clavícula, a los lados tiene dos placas móviles añadidas para proteger la cara (carrilleras) , éstas dejan un espacio para la oreja destinado a la función de poder escuchar claramente las ordenes. Por último tenemos una placa saliente reforzada en la frente para detener las ataques dirigidos al cráneo (se supone que el legionario debe tener la sangre fría de levantar la cabeza hacia el arma del atacante en lugar de asustarse y retirar la cabeza, que es lo que haría cualquiera de nosotros).
012_Elmo_legionario_romano_01

Casco romano modelo Gaélico Imperial con todas sus características.

Con esto acabamos la primera parte del armamento que portaba un legionario romano, la segunda parte estará dedicada al armamento ofensivo.

Miguel Cuesta Jiménez.

Para saber más:

  • Legionario. El manual (no oficial) del legionario romano. Philip Matyszak. Akal, Madrid, 2011. (este es sin duda el mejor libro que existe para introducirse en la legio romana)
  • El ejército romano. Adrian Goldsworthy. Akal, Madrid, 2010. (libro especializado para adentrarse una vez se tenga un conocimiento previo en la materia)
  • El ejército romano. Yann Lee Bohec. Ariel. 2006. (libro especializado para adentrarse una vez se tenga un conocimiento previo en la materia)
  • Guillem, Jose. Urbs Roma III (la religión y el ejército). (la parte de la legio se divide en los tres periodos típicos de Roma: Monarquía, República e Imperio)
  • www.legionesromanas.com (una web interesante para consultar este tema)
Anuncis